Es una duda que muchos hemos tenido o seguimos sin tener clara la respuesta, por eso tenemos la información necesaria para acatar siempre la ley y no poner nunca a los niños en peligro.

Lo primero que tenemos que asegurarnos es si nuestra moto está homologada para llevar otro pasajero atrás. Normalmente hoy en día casi todas lo están, pero hay que asegurarse mirando la información en el Permiso de Circulación de la moto.

Hay casos que bien el diseño del vehículo no es el adecuado, no es lo suficientemente amplio para dos o bien la moto no tiene potencia suficiente y es por eso que debemos asegurarnos de que no sea el caso.

Una vez confirmado que nuestra moto está homologada, tenemos que tener algo muy claro, y es que el Reglamento General de Circulación tiene fijadas unas edades para poder llevar a un niño en moto que son las siguientes:

  1. Norma General: Que el pasajero debe tener más de 12 años
  2. Excepción: Los niños mayores de 7 años también podrán ser pasajeros siempre que el conductor de esa moto sean sus padres, su tutor o personas que sean mayores de edad y que estén autorizadas.

Además de eso y como ya sabemos el niño deberá situarse en el asiento del pasajero, posicionando los pies en los reposapiés laterales y obviamente con un casco homologado y a ser preferible integral.

Pero como acabamos de decir los niños deben llevar los pies apoyados en los reposapiés, y como hay veces que no llegan, hoy en día se venden prolongadores y asientos especiales para niños.

Asimismo, no nos debemos olvidar que aunque nuestra moto esté homologada para llevar pasajeros, el seguro también debe tener incluidas las coberturas de acompañante, y por eso antes de nada tenemos que asegurarnos con la compañía ya que sino podríamos acabar recibiendo una sanción.

Igualmente, antes de montarnos en la moto tenemos que hablar con el niño para explicarle que debe estar tranquilo y sujetando al conductor en todo momento, sin hacer movimientos bruscos y sin distraerse, ya que eso puede perjudicar tanto a él como al que conduce.

No podemos olvidarnos que tenemos que ser los que ayuden al niño a subir a la moto. Siempre debemos subir y bajar al niño por el lado izquierdo, para así evitar cualquier imprevisto con el tuvo de escape, y dependiendo de su altura tendremos que montarle primero a él antes de subirnos nosotros.

Por último, tenemos que tener en cuenta que llevando a un menor como pasajero, y que tenemos que tener más cuidado y conducir con responsabilidad, puesto que la responsabilidad es del conductor y debemos servir como ejemplo en nuestra actitud al mando de nuestro manillar.