Con 15 ediciones a sus espaldas los BMW Motorrad Days son todo un referente a nivel internacional. Más de 10.000 personas acudieron puntuales a la cita en Formigal.

Ya van 15 ediciones de los BMW Motorrad Days y este año hemos tenido el privilegio de poder acudir nosotros también como VIVE LA MOTO. En esta ocasión acudieron más de 10.000 personas (6.600 inscritos y más de 5.000 visitante) y ha vuelto a ser una experiencia única para todos los allí presentes a pesar de que el tiempo no acompañara, una vez más.

Esta edición, venía con muchas novedades ya que por primera vez en España pudimos disfrutar del Hover Ride Design Concept, la primera motocicleta voladora diseñada por BMW y LEGO. Además de poder escuchar el testimonio de Edgar Heinrich, Director de Diseño de BMW Motorrad a nivel mundial o de tener la oportunidad de probar los modelos 2018 junto con muchas actividades más.

Eran muchas las carpas que pudimos encontrar a lo largo del recinto y que ofrecieron diferentes opciones desde viajes como los de Keko Ochoa y su marca OrganizaDos, o el alojamiento para poder llevarlo a cabo como el que ofreció Ruralka.

Como todos sabemos las actividades que ofrece cada año este evento son muchas. Por ejemplo, en un escenario que se montó sobre una tarima la boutique de BMW que exhibió su ropa, calzado y guantes que pudieron encontrar los clientes o la esfera de la muerte que fue todo un show, con 5 metros de diámetro, siendo la alternativa este año al Motordrome.

Y en esa misma carpa los pilotos Jordi Torres y Carmelo Morales estuvieron respondiendo a todas las preguntas que se plantearon a lo largo de una entrevista que pudieron presenciar muchos aficionados a las carreras.

Como en años anteriores BMW montó un concesionario portátil en una de esas muchas carpas, exhibiendo toda la gama de modelos y ofreciendo también su gran gama de equipamiento para que la gente pudiera probársela.

Y entre todas esas carpas nos encontrábamos nosotros, VIVE LA MOTO. Estuvimos atentos a todo lo que pasaba por allí y no nos perdimos nada. Pero además, regalamos adhesivos a todos los que se acercaban a a vernos y el último día sorteamos un navegador BMW.

Las rutas también son un punto clave en los BMW Motorrad Days gracias sin duda a la ubicación montañosa en la que se encuentra. Son muchas las que se celebraron: desde una ruta abierta a la que podía unirse cualquiera que se acercara (como la ruta por los Pirineos Franceses), hasta la organizada por los amigos de las clásicas BMW de España. La verdad todo un lujo.