Ir bien equipado en moto cuando hace frío es fundamental. La diferencia entre llegar a tu destino helado o calentito es abismal y sólo hay que saberse abrigar. Te contamos cómo.

El calor de verano empieza a disiparse y las temperaturas frías vienen para quedarse. Por eso te ayudamos a elegir el mejor equipamiento de moto para este invierno para que tus trayectos o viajes en moto sean más llevaderos y confortables.

Estamos equivocados cuando pensamos que por llevar más ropa vamos a estar más abrigados, por eso usar la ropa técnica especial para montar en moto es tan importante. No tenemos que vestirnos todo lo abrigado que tenemos, con las siguientes tres capas nos sirve:

  • La primera capa sería la ropa térmica, esencial. En el mercado hay muchísimas firmas que ofrecen gamas muy completas, pero lo fundamental sería una camiseta y una malla. El secreto de esta ropa térmica es el tejido que debe ser transpirable y ligero.
  • La segunda capa es el forro. Depende del frío que haga o de lo frioleros que seamos podemos saltarnos este paso, pero la verdad que nunca está incorporar el forro a la chaqueta y en caso sentir demasiado calor quitarlo en una parada. En estas fechas varía mucho la temperatura entre primera hora y las horas centrales del día.
  • La tercera capa, la más importante, es la de la cazadora y el pantalón. En este punto podemos quitarnos el 50% del frío que tenga nuestro cuerpo. Llevar la talla adecuada es importantísimo y que disponga de protecciones como coderas, espaldera y hombreras también. Y lo mismo en cuanto a los pantalones, se recomienda que vaya a juego con la cazadora ya que podremos unirlo a ella y de este modo evitar que penetre el frío.

 

El caso de que haya previsión de agua es interesante llevar con nosotros un impermeable o traje de lluvia para minimizar el frío y evitar ir mojado.

La pantalla anti-vaho y pin-lock para el casco. Como es normal respiramos con la pantalla cerrada y es muy habitual que se cree vaho por la diferencia de temperatura respecto al exterior, obligándonos a abrir la pantalla. Y para que esto no nos ocurra debemos recurrir a un espray específico o usar un pin-lock, que es la pequeña pantalla que tiene bordes de silicona que se adhieren a la cara interior de la pantalla del casco y garantiza siempre buena visibilidad.

Los guantes son claves en la conducción en invierno. Debe quitarnos en frío pero no el tacto de las manetas y garantizarnos. Deben cubrir el antebrazo y es recomendable que vayan por encima de la manga para sentirnos más cómodos y que no entre el aire. Cuando hace mucho frío y temperaturas bajo cero no existe guante que nos mantenga la mano caliente. Por tanto si perdemos sensibilidad habrá que parar para recuperarla. No debemos usar guantes de esquí pues no están preparados para una posible caída.

Las botas serán también claves. El tejido Goretex es el más recomendado ya que es transpirable y evita que penetre el frío y la humedad. Si son de caña alta mejor.

Por último están los espacios que no tapamos con ninguna prenda específica, como pueden ser el cuello o la cintura. Es muy importante evitar que entre aire por ahí. Una buena braga para el cuello es fundamental al igual que llevar la ropa por dentro del pantalón.